Receta de tortitas sin gluten ni huevo

Me encanta disfrutar la fruta en su estado original. Pero también me gusta sacar tiempo para meterme entre fogones y averiguar cómo poder transformarla en otra “cosa comestible”. Las tortitas de maíz son un clásico en nuestra casa. A papá le salen divinas. Así que como si de un reto se tratase quería hacer una nueva versión. Serían las tortitas de mamá.

¿Qué ingredientes utilizaría? Solo tenía que echar un vistazo en mi cocina y dejar volar la imaginación. Una pera divina y con un punto de maduración con muchas posibilidades, me esperaba en el cajón d la nevera. El plátano, siempre resulta un gran aliado en la repostería. ¿Y qué opción sin gluten podía barajar sin utilizar como siempre la harina de almendra? “¡Ya sé!” La harina de trigo sarraceno se hizo de rogar y me pidió que quería estar con el coco rallado. Dicho y hecho. A partes iguales, dieron forma a la masa. Además, esa tarde quería “comer bonito”, así que el topping no podía faltar.

Espero que disfrutéis tanto de este postre como yo al prepararlo y al degustarlo. Os dejo una infografía de la receta, que podéis imprimir y colgar en vuestra nevera.

 

Nota: por peligro de atragantamiento, a los niños pequeños es recomendable no ofrecerles la almendra del topping.