El etiquetado de alimentos: ¿leemos lo que comemos?

¿Cuántas veces vamos a hacer la compra y reparamos en leer el etiquetado de lo que nos estamos llevando a casa? ¿Hacemos lo mismo con otros productos que no son alimentos?

Una pequeña reflexión

Imaginemos que queremos comprar una lavadora. Sabemos lo que queremos: que lave la ropa, que no sea muy cara (fijamos un máximo) y que sea de alta eficiencia energética, para así ahorrar todavía más. Llamamos al encargado de la sección de electrodomésticos y muy amablemente nos explica sus características con un lenguaje sencillo, pero que demuestra conocimientos en la materia. En esta charla podían darse estas circunstancias: que nos intente vender un producto más caro; que “maquille” sus características; que nos hable en términos demasiado técnicos que no comprendamos… Entonces nosotros elegiremos si realizamos esa compra o si buscamos otras opciones.

A la hora de comprar, por tanto, hacemos uso de nuestros conocimientos pero también de una serie de prejuicios. Si nos hablan en un lenguaje demasiado técnico podemos pensar que esa persona es una gran profesional o podemos creer que “nos la está colando”. Si destaca las virtudes del producto, sin entrar en por ejemplo cómo ha sido confeccionado o dónde se ha fabricado, y coinciden con aquellas que íbamos buscando: ¡bingo! Ese es el producto que “necesitamos”.

Y aquí viene el símil con la compra de alimentos. Muchas veces solo reparamos en el precio y en aquellos mensajes que destacan en la caja o en lo que nos dicen (publicidad incluida) que deberíamos comprar porque es lo mejor del mundo mundial. Ni siquiera giramos la caja en busca de los ingredientes o si lo hacemos, paramos de leer en el tercero (quizás aquí es donde deberíamos dejar este producto en la estantería…).

Pues bien, conocer en profundidad el etiquetado y todos sus entresijos nos hace más poderosos en nuestras elecciones.

A continuación, os dejo algunos enlaces sobre posts que han escrito mis compañeras, sobre el etiquetado que creo que vale la pena leer.